Lo que deberías saber del virus del Ébola

Lo que deberías saber del virus del Ébola

El virus del Ébola fue descubierto en el año 1976 en la ribera del río Ébola. Su identificación biológica lo familiariza con los Filoviridaes o fiebres hemorrágicas virales. Aunque muchas fuentes digan que es un virus antiguo, los registros datan desde 1976 como el primer brote, causando cientos de muertes en cuestión de semanas.

El Ébola cuenta con diferentes brotes y cepas por lo que lo convierte en un enemigo mortal para cualquier mamífero. Su tasa de mortalidad puede alcanzar el 90% y crear un verdadero caos en cuestión de meses, ya que entre 2 y 21 días el virus del Ébola puede incubar, aunque se ha detectado que entre 5 y 12 días comienzas a percibir los primeros síntomas.

No creas lo que los gobernantes y la prensa dicen sobre el control o cercos sanitarios del Ébola, porque no existe cura ni tratamiento específico. Lo que han hecho es atacarlo con sueros experimentales con dosis altísimas de antibióticos y anticuerpos de todo tipo de virus. El problema es que el sistema inmunológico del paciente se destruye por lo tanto, una pequeña enfermedad en el futuro podría matar a la persona. Cuando te digan que está bajo control y que no debes preocuparte, es todo lo contrario, ya que lo que hacen es ganar tiempo con el menor daño político.

El virus del Ébola se transmite entre mamíferos, tales como seres humanos, perros, gatos, conejos, roedores, por mencionar algunos, y su modo de contagio es por fluidos tales como: sangre, saliva, lágrimas, sudor, semen, orina, vómito o diarrea, mucosidades y contacto directo con tejidos y órganos internos.

Los síntomas del Ébola comienzan después del periodo de incubación desde el día 2 hasta el 21, dependiendo del sistema inmunológico del infectado y comienzan con un fuerte dolor de cabeza, ardor de ojos, fiebre repentina, cuerpo cortado, dolor muscular y mucho ardor de garganta. Después vienen los sarpullidos y sangrados de sangre ya sea desde los oídos, boca, nariz, ojos y poros. Una vez que inició el sangrado, el paciente ya se considera como terminal y sólo se espera su muerte en cuestión de horas o días.

Hasta el momento no existe una cura, así que pon mucha atención con los comunicados internacionales y evita riesgos y exposición innecesaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *