Nuevos tratamientos capilares

Nuevos tratamientos capilares

Aunque muchas personas se preocupan excesivamente al ver muchos cabellos sueltos en la regadera o al peinarse de coleta de caballo y sentirla cada vez más delgada, estos signos no son necesariamente indicadores de que haya un problema de pérdida de cabello.  

A los 50 años, la mitad de las mujeres se quejan de pérdida de cabello y el 85% de los hombres tendrán cambios importantes en densidad del cabello.  Los dermatologos indican que al envejecer, la densidad del cabello cambia y las fibras individuales se hacen más delgadas.  A pesar de ser un proceso natural, no es necesario aceptar el adelgazamiento del cabello y existen diversas cosas que se pueden hacer para prevenir la caída como: modificar la alimentación para obtener proteínas, hierro, zinc y vitamina B12, masajear el cuero cabelludo para promover la circulación de la sangre, evitar estilizar el cabello con secadora o plancha, realizar chequeos frecuentes de química sanguínea para verificar índices de ferritina y vitamina D, manejar el estrés con relajación y meditación, e incluso probar acupuntura y hierbas chinas.  

Cuando la pérdida de cabello comienza a ser inevitablemente notoria y significativa, se puede recurrir a tratamientos más específicos como el uso de medicamentos o suplementos administrados con supervisión de un dermatólogo por ejemplo http://www.turismoturquia.es/2017/02/trasplante-capilar-turquia-injerto.html.  También se puede recurrir a tratamientos con láser que reducen la inflamación de los folículos que inhibe la regeneración de los mismos, así como a tratamientos hormonales e inyecciones de cortisona, que son dolorosas pero efectivas.

Si la pérdida de cabello ya es permanente y no hay mucho que hacer en por la prevención de la caída se puede recurrir a procedimientos de reemplazo.  El tipo de pérdida de cabello así como la circunstancias del paciente determinan cuál de los procedimientos de reemplazo es más adecuado, ya sea transplante capilar o reducción del cuero cabelludo.  El trasplante capilar de cabello utiliza folículos sanos que se injertan en las zonas de la cabeza en las que ya no hay folículos vivos.  Tiene una apariencia increíblemente natural.  La reducción del cuero cabelludo implica remover la piel de las zonas en las que ya no hay folículos para estirar el resto de la piel que sí contiene folículos vivos sobre la cabeza cubriendo las zonas que ya no tenían cabello.  

En ocasiones la pérdida de cabello puede ser un síntoma de algo más que sucede en el cuerpo.  Si su pérdida repentina y excesiva y las soluciones sencillas de prevención de caída no están funcionando es mejor consultar a un médico.  

Javier Bacchetta” by jbacchetta is licensed under CC BY-SA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *